SCRUM y las Metodologías Ágiles

Pubicado enCategoríasArtículos

Si quieres conocer de forma rápida y precisa las metodologías ágiles y el modelo SCRUM, has llegado al lugar correcto pues Jesster Studio somos expertos en presentarte la información de esa manera.
Tanto el modelo SCRUM como las metodologías ágiles fueron diseñados para una sola cosa, hacer más rápido, adaptable y sencillo la realización de un proyecto dejando atrás los modelos clásicos que se distinguen por su rigidez y documentación burocrática.
Así permites que una empresa tanto crear proyectos aún más enfocados en las necesidades del cliente como adaptarse a los nuevos requerimientos y cambios que vayan surgiendo durante la ejecución del mismo.
¿Cómo funciona la metodología SCRUM?
Diseñada para gestionar de manera ágil los proyectos, esta metodología comienza con la creación de tres roles importantes dentro de la misma: el encargado del proyecto, los que lo ejecutarán y el representante del cliente.
En este sistema se priorizan las tareas que generan más valor para el cliente así como las utilidades y el retorno de la inversión. Aquí se trabaja por ciclos de manera incremental, al cierre de cada ciclo se obtiene un entregable teniendo periodos cortos de tiempo y de alta prioridad para así adaptarse al mercado competitivo.
¿Quién puede usar las metodologías ágiles?
SCRUM es ideal para aquellos que poseen proyectos complejos o largas listas de tareas por realizar por lo que desde una Pyme que se encuentre desarrollando su modelo de negocios hasta una empresa transnacional pueden apoyarse de las metodologías ágiles.
Algunas empresas que ya aplican la metodología SCRUM son Adobe, Microsoft, Femsa, Bank of America, Google y Motorola siendo una opción ideal para aquellos enfocados al desarrollo o de nuevos productos o nuevas tecnologías. Este modelo de gestión también es utilizado en algunas agencias encargadas de la realización de proyectos y consultorías.

Sebastian GC @ArcillaBaker